La estampilla

Cierta vez se le escuchó decir al gran Rabino Jafetz Jaim Z”L, una simpática parábola en la cual mencionaba lo siguiente:

-Del mismo modo en que para enviar una carta al rey, es preciso una estampilla para que llegue a destino, más aun la necesitará comprar quien desee enviar una carta al Rey de los reyes, a Di-s.

¿Y cual es esa estampilla? La tzedaka., la ayuda a los más necesitados.

Y ese es precisamente el precio que debemos pagar para que nuestra carta, o sea nuestras plegarias sean recibidas por Hashem.

(Meir Eine Israel)

Deja un comentario