El tiro por la culata.

Está escrito en la meguila Ester que se lee en Purim ”Benaafoj hú…” “y todo se dio vuelta …”

Y así se aprecia durante todo el relato. El ministro Hamán pretendió asesinar a todos los judíos del reino, y todo se le dio vuelta: El mismo día del decreto, los Yehudim se defendieron matando a sus enemigos.

Hamán deseaba colgar a Mordejai, y todo se le dio vuelta: El mismo día el propio Hamán vistió a Mordejai con ropas reales y lo paseo montado en el caballo del rey por toda la capital.

Hamán el malvado preparó el patíbulo para ahorcar a Mordejai el Justo y todo se volvió en su contra: él mismo término colgado en esa horca.

Explica el Mahara”l que todo lo que planeó Hamán llevar a cabo contra Mordejai se volvió en su contra y desde el comienzo así fue el designio.

Y esto deja al descubierto la esencia de estos milagros, ya que cuando quiso el malvado ministro destruir al pueblo de Israel, no comprendió que la existencia de los Yehudim esta garantizada por el propio Hashem y resulta entonces imposible exterminarlos, por ello las estratagemas malvadas se vuelven contra los propios que la planifican.

Se compara con quien arroja una pesada piedra contra una pared de metal con fuerza, la cual rebota contra el que la arrojó.

(Mijtab Meeliahu vol 2 -128)

Deja un comentario