¡LEJAIM! ¡POR LA VIDA!

(Motivo del porque brindamos con el tradicional lejaim)

Relata el talmud en el tratado Shabat hoja. 67, lado 2, hace más de 1900 años:

“…sucedió que Rabí Akiba realizo un banquete en honor a su hijo y por cada copa y copa que traía brindaba así:

-vino y vida para los rabinos,
-vida y vino para los rabinos y sus alumnos”.

Rashi explica que brindaba de este modo como deseo de beraja en general (bendición).

El Mearsha amplia el concepto de esta muy interesante manera:
Esta escrito en los Salmos del Rey David “…el vino alegra el corazón del hombre…” ¿Cuándo lo alegra? Si tuvo el merito de tomarlo en la justa medida, entonces alegra. Y si no tuvo ese merito entonces daña.

Y eso es lo que le deseaba Rabí Akiba a los rabinos:

-“vino y vida” Si lo beben en la medida adecuada el vino trae la vida. Y también si los rabinos bebieran más de la cuenta, Rabí Akiba los bendecía para que no entren en peligro. Y por eso cambiaba y brindaba “Vida y vino” adelantando la vida al vino para que tengan vida y salud como antes de que tomen en exceso.

Y concluía incluyendo en el brindis a los alumnos ya que ellos eran los más propensos a beber de más.

Daniel Bresca.

Deja un comentario